SOSTENIBILIDAD

CREAR CONCIENCIA

Toda empresa tiene la necesidad de generar una rentabilidad para lograr ser sostenible en el tiempo, poder crecer, ¿de qué otra manera podemos subsistir? Pero, el fin con el que nació esta empresa es otro, y cabe la pena destacarlo, siendo uno de nuestros grandes pilares: CREAR CONCIENCIA.

Por eso, nos hemos puesto a analizar, y no solo está pasando en nuestra empresa, sino todas las que van de nuestra mano, las que también apoyan esta moda circular en contra del gran poder de la industria de la moda y su Fast Fashion, y es que, en cierta forma (lamentablemente) nos estamos convirtiendo en una de ellos, deseando el consumo por parte de otras personas de estas prendas; que aunque sí, reducimos un poco más este impacto ambiental al darle una segunda oportunidad a una prenda que alguien ya desechó o donó, pero seguimos igual que estas grandes industrias: Creando esa “necesidad insaciable” de consumir y consumir más prendas, que quizás, ni necesitamos realmente.

Como decía antes, uno de nuestros pilares es Crear Conciencia, y sentimos que estábamos perdiendo ese norte. Nos estábamos dejando cegar por ese consumismo, ese deseo de vender, y al mismo tiempo estábamos pidiendo conciencia, compasión por el medio ambiente, algo que no tiene mucho sentido. Necesitamos vender, es claro, pero ese siempre ha sido nuestro fin menos importante, lucrarnos en dinero. Aunque nos gustaría por supuesto vivir y estar tiempo completo con nuestra empresa, nuestro emprendimiento que es como nuestro hijo, que día a día amamos más y que nos enorgullece con cada triunfo que tenemos; nos damos cuenta que a veces no es posible, o no por el momento. Sabemos que hay mucho que tenemos que hacer antes, crear mucho más ruido, que siempre tengamos en la cabeza ese eco de la conciencia ambiental, crear una comunidad más grande, ya que, como país, estamos más atrasados que otros.

Es por esto que te hablamos, te escribimos, te contamos, no queremos olvidar, nuestro horizonte, el por qué fue que nació este “hijo”, por nuestro hogar, nuestro planeta, el verdadero amor por esta Tierra que vemos deteriorarse y no ayudamos mucho.

Cada día, a medida que conocemos más personas apasionadas por el cuidado ambiental, nos volvemos más consciente de cosas que, a veces, ya hemos visto antes, escuchado, leído, pero luego ignoramos, pasamos por alto, pero que realmente TODOS deberíamos de tenerlo siempre muy presente. Un gran ejemplo, es el desecho de los residuos, el reciclaje, las prendas que ya no usas, ¿recuerdas a dónde va toda esa cantidad de prendas que ya no usas y compras sin control?  

Quisiéramos hacer muchas cosas más, aportar de todas las formas posibles a mitigar este daño que hemos venido causando desde muchos años atrás, y por eso, hoy, queremos que pensemos es esa sostenibilidad que realmente podemos lograr. Es una pregunta que repetimos mucho, pero ¿realmente necesitas eso que vas a comprar? Podemos vivir sin muchas cosas materiales, sin necesidad de tener que estar aparentando, ni comparándonos con otra persona, o sin esa ambición de tener más y más cosas que a veces ni necesitamos. Podemos ser más “avanzados” en ese sentido y ver que para vivir, y vivir bien, no se necesita mucho, y mirar la opción más ecológica que, hoy en día, podemos encontrar muchos más  productos o empresas amigables con el medio ambiente que antes.

Hoy no te estamos pidiendo que no nos compres, sino que cuando de verdad tengas esa necesidad de comprar algo, pienses en nosotros como primera opción. Primero que ir a los grandes almacenes, piensa en lo local, y piensa en dar segundas oportunidades, ¿has visto cuántos tesoros puedes encontrar que otros ya no desean?, o busca empresas que veas que también tienen esas ganas de cuidar el planeta.

Tal vez no lo sabes, pero todas estas marcas que tienden a ser Fast Fashion (moda que pasa rápido, normalmente por temporadas de climas, que nosotros no tenemos tan marcadas) se elaboran en países con condiciones laborales precarias, donde los escenarios de trabajo no son los mejores, con horas extensas de trabajo, pagos muy bajos, y en algunos casos, atentando contra los derechos humanos, o incluso, con explotación infantil. Pero de pronto si lo habías ya escuchado, y ¿cómo ayudas a que esto desaparezca o dismunuya?, muchas veces lo ignoramos, lo olvidamos y como no nos acordamos de eso, no nos afecta y seguimos apoyando a estas grandes industrias.

Esta bien. Muchas empresas, al ver que “salieron a la luz” estas formas de trabajo en las que estaban, cambiaron, mejoraron sus condiciones, dieron trabajo a mujeres cabeza de familia, entre otras cosas que pudieron mejorar; pero, ¿y nuestras empresas colombianas? Emprendimientos que con tanto amor y esfuerzo han intentado salir adelante, en un lugar donde, hay que aceptarlo, es difícil de emprender, ¿dónde esta esa empatía, esa ayuda de compatriota? Esta es una buena opción a la hora de comprar, de ser amigable con el medio ambiente, de apoyarnos y ayudar a que crezcan empresas que de verdad le están aportando al planeta.

Este blog es un poco difícil para nosotros como emprendimiento, una empresa que necesita vender buenas cantidades de prendas, pero dejamos esto a un lado para no olvidar nuestros pilares, porque sabemos que a más de uno le quedó algo grabado y marcado en su corazón, que seguro, con su voz, dará a conocer a otras personas, y así, este movimiento de crear conciencia crecerá mucho más y es ahí donde nos damos cuenta de que estamos haciendo las cosas bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *