SOSTENIBILIDAD

¿CÓMO HACER PARA QUE MIS PRENDAS DUREN MÁS TIEMPO?

Si leíste nuestro blog anterior y te quedaste pensando en ¿cómo hacer para que tus prendas duren más tiempo? Hoy conocerás 7 prácticas que, además de ayudar al medio ambiente, harán que tus prendas tengan una vida útil más extensa.

Y es que, a veces, no creemos que las prendas tienen un cuidado especial, o que podemos hacer que nos duren mucho más tiempo, y pensamos solo en que “la calidad” de esa prenda no era la mejor, cuando nosotros ni siquiera leímos el material o el cuidado especial que tenía. Por eso, nuestra primera recomendación es: conoce las etiquetas; ya que no todas las prendas se lavan de la misma manera, ni se secan igual. Aprende a conocer la manera de lavar de cada una y así las cuidarás más. Toma un poco de tiempo mientras vas aprendiendo, pero seguro después lo agradecerás al notar el cambio en tus prendas.

Como dato extra: ¿sabías que lavar mucho tu ropa, puede generar hasta 500 mil toneladas de microplástico en los océanos? Así que, de esta forma, también podemos ayudar un poco más a nuestros océanos y nuestro planeta.

La siguiente recomendación que te damos es que, en ocasiones, manchas que tenemos en las prendas, no salen en la lavadora, por lo que nos toca volverlas a lavar, ¡terrible! Por eso, puedes primero dejarla remojando, le echas bicarbonato en el lugar de la mancha, y seguro que, en la lavada, ahora sí, desaparecerá.

Cuarta recomendación: Utiliza bolsas protectoras. Esas prendas que son más delicadas, que tienen accesorios o una tela en especial, en la lavadora pueden estropearse. Por eso, te recomendamos que utilices bolsas protectoras en caso de que no quieras lavarlas a mano, que es otra buena opción para las prendas delicadas. Puedes encontrarlas en muchos lugares, a parte, te sirven también, como otra opción, para empacar ropa en tus viajes. ¡Recuerda que es una buena alternativa también darle más de un uso a tus cosas!

Si das click AQUÍ, te mostramos una de las opciones de las bolsas protectoras.

¿Sabías que los suavizantes no son tan buenos como creemos? A parte de contener químicos que se depositan en los océanos, también dejan residuos químicos en la piel, deteriorando el material de las prendas, haciendo qué, por ejemplo, prendas que tenían la función de absorber (toallas, ropa deportiva) pierdan esta propiedad y, por ende, terminamos desechándolas rápidamente. Asimismo, estos químicos que quedan en las prendas, pueden irritar las pieles.

Por eso, hoy te invitamos a que crees tu propio suavizante y aromatizador. Solo necesitas mezclar agua con unas gotas de algún aceite esencial, y con la ayuda de un atomizador, le aplicas a tus prendas y ¡tarán! Estás ayudando a los océanos, no desperdiciando tanta agua y tus prendas olerán genial.

Si quieres conocer un poco más del daño de los suavizantes, puedes dar click AQUÍ.

Si eres de los que lavas tu ropa por el simple hecho de tener pelusas, pelos de animales o suciedad superficial, invierte mejor en una herramienta que te ayude a limpiar tu ropa sin necesidad de entrar a la lavadora. Por ejemplo, los removedores de pelusa, vienen en diferentes presentaciones, puedes mirar con cuál te sientes más cómodo, y así evitas lavar estas prendas que, en ocasiones, estas pelusas o pelos, no salen tan fácil con la lavadora.

Nuestra última recomendación es que aproveches tus espacios, el sol, el viento y evites utilizar la secadora. La secadora no es apta para todos los materiales, puede estropear algunas prendas (por eso importante nuestra primera recomendación). Adicional, esta también puede desprender millones de microplásticos al aire. Estudios han señalado que, en un ciclo de 15 minutos, se puede desprender de 90 a 120 millones de microfibras, tanto en la lavada como la secada, que sí, los filtros los pueden detener, pero cuando se limpian estos filtros, ¿a dónde van a parar? Por otro lado, no todas las lavadoras tienen filtros especiales para detener micropartículas.

AQUÍ puedes ampliar un poco más del tema de las secadoras y la contaminación del aire.

Nada de esto parará hasta que seamos más conscientes del gran daño que hace la industria de la moda, y de las opciones que tenemos para evitar estos daños, como buscar telas ecológicas, cuidar nuestras prendas o darles una vida útil más larga con la moda circular, y no participar del Fast Fashion.

Así que te invitamos a poner en práctica estás acciones, o cómo muchas veces te decimos, al menos una de estas recomendaciones, nuestro planeta lo agradecerá, además, son sencillas. Y no te las guardes, ¡comparte! ¡Nuestra voz tiene mucho más poder!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *